Recordando lo que decíamos en el artículo anterior un Sistema de Inversión es un conjunto de elementos relacionados entre sí, que funcionan como un todo, y que nos servirá para operar en los mercados con un objetivo: sacar un rendimiento a nuestro capital.

 

Llegábamos también a la conclusión de que si no sabíamos qué elementos formaban nuestro sistema difícilmente funcionaría. Es como  si construyéramos un coche sin frenos o sin dirección, aunque llegáramos a ponerlo en marcha el accidente estaría asegurado.

Pues bien, en este post vamos a conocer cuáles son las partes de un Sistema de Inversión y para qué sirven cada una de ellas. Sólo un aviso: no pretendo ser exhaustivo. Siguiendo con el ejemplo, si analizamos las partes de un coche, tanto el sistema de frenado como el del aire acondicionado forman parte de él, pero estarás de acuerdo conmigo de que el impacto en carretera de que falle el primero o el segundo no tiene mucho que ver ¿verdad? Pues eso, de momento centrémonos en las partes principales que forman el sistema y en el futuro, poco a poco, iremos entrando en más detalle.

Así es que ¡manos a la obra!. Los principales elementos que conforman un Sistema de Trading son:

  • La entrada
  • La salida
  • La gestión de la posición
  • La gestión del riesgo
  • La gestión del capital

Vamos a analizarlos uno a uno. Para ello vamos a coger de ejemplo uno de los sistemas más conocidos y sencillos que existen, el sistema tendencial de cruce de medias móviles, y vamos a suponer que estamos operando en el futuro del e-mini SP500. Los distintos elementos son:

Entrada: son los criterios, las reglas, las condiciones (como quieras llamarlo) que se han de cumplir para que entremos en el mercado. Ej.: comprar un contrato cuando la media móvil de 20 sesiones corta al alza a la media móvil de 50 sesiones.

Salida: como bien su nombre indica serán las condiciones que se deberán cumplir para cerrar las posiciones que tengamos abiertas. Ej.: cerramos la posición cuando la media móvil de 20 sesiones corte a la baja la media móvil de 50 sesiones.

Gestión de la posición: ¿cómo vamos a ir incrementando o decrementando el tamaño de nuestra posición, es decir, el número de contratos que, según evolucione, iré comprando y añadiendo a la operación o me iré deshaciendo de ellos para ir asegurando el beneficio? Por ejemplo, si he entrado con 6 contratos puedo decidir que cuando obtenga un beneficio de 200$ por contrato venderé la mitad y el resto los dejaré hasta que se cumpla la condición de salida. O bien puedo optar por no incrementar ni decrementar el número de contratos y esperar a la salida. No hacer nada, si está decidido de forma consciente, ya es hacer algo.

Gestión del riesgoimportantísimo. ¿Voy a esperar que se cumplan las reglas de salida para cerrar mis posiciones o, además, vamos a poner un stop loss para asegurar que si la operación no va hacia donde yo visualizaba perder lo mínimo posible? Ej.: inicialmente vamos a poner un stop 2 puntos por debajo del mínimo de la última vela antes de la entrada. Y ¿hacen falta estos stops?  Pues, tú mismo,  pero si no controlas el riesgo el riesgo te controlará a ti. Y por último…

Gestión del capital: ¿Cuanto estoy dispuesto a arriesgar en cada operación? ¿cómo debo ir incrementando o decrementando el tamaño de mis operaciones según el tamaño de mi cuenta de trading? Ej.: El riesgo de cada operación será como máximo el 2% de la cuenta de trading. Con este dato, y sabiendo donde ponemos el stop loss, seremos capaces de saber cuántos contratos debemos comprar o vender en cada operación.

Cuando empezamos en esto del trading lo normal es centrarnos mucho en las entradas y las salidas. Pensamos que si tenemos una buena entrada y una buena salida seremos ganadores seguros. Pues no, lo creas o no, una buena estrategia con una mala Gestión del Capital te puede llevar a la ruina directamente. Así es que, mucho cuidado con dejarte ninguno de los elementos del sistema por definir, en ese caso el fracaso está asegurado.

Y sí, por supuesto, hay otros muchos aspectos que influyen en los sistemas de inversión: la diversificación, el broker, las comisiones,.. pero como ya te dije, vamos a centrarnos inicialmente en estos y cuando vayamos avanzando ya iremos gestionando el resto.

Espero que te haya sido interesante este artículo y, como siempre te digo, te agradeceré cualquier comentario que quieras hacerme. Hasta pronto…

Declaración de riesgo: La operativa con Futuros y Divisas (Forex) tiene un riesgo sustancial y no es adecuado para todos los inversores. Un inversionista podría potencialmente perder la totalidad o más de la inversión inicial. El capital de riesgo es el dinero que se puede perder sin poner en peligro su seguridad financiera o estilo de vida. Sólo el capital de riesgo debería ser utilizado para la operativa y sólo personas con suficiente capital de riesgo deberían considerar operar en Futuros y Forex. Rendimientos pasados no son necesariamente indicativos de resultados futuros.

Declaración de resultados hipotéticos (Regla 4.41 del CTFC): Los resultados de rendimiento hipotéticos o simulados tienen ciertas limitaciones. A resultados reales desconocidos los resultados simulados no representan una operativa real. Además, dado que las operaciones no han sido ejecutadas, los resultados pueden estar sobrestimados o subestimados por el impacto de otros factores del mercado tales como la liquidez. Los programas de trading simulado en general están sujetos al factor de que el beneficio ha sido calculado con información retrospectiva. En ningún momento se debe interpretar que es posible lograr ganancias o pérdidas similares a las mostradas.